Laxe-001

Que hacer en Laxe

Bienvenidos a Laxe, uno de los pueblos costeros más bonitos de la costa gallega. Por su situación, en pleno centro geográfico de la Costa da Morte, por su playa de 2 kilómetros de extensión en el centro del pueblo y rodeada por un paseo marítimo que hace especiales los paseos por el pueblo, y por su típico puerto pesquero, con barcos de pesca de bajura entrando y saliendo a todas horas.

Todo esto hace de Laxe un lugar excepcional para pasarse unas completas vacaciones, y no olvidarse nunca de su encanto.
Como en todas nuestras indicaciones, las siguientes informaciones y consejos las hacemos basándonos en nuestra experiencia y en la experiencia del trato con todos nuestros clientes, y de las informaciones que ellos nos van actualizando poco a poco.

SITUACION

Laxe está situado en el centro geográfico de la Costa da Morte, en plena Ría de Corme y Laxe, y siempre mirando al mar, el cual es el sustento de la mayoría de su población.
Por su situación, está perfectamente situado para realizar diferentes visitas por la zona, las cuales enumeramos a continuación:
– A 50 Km (50 minutos en coche) de Finisterre, conocido mundialmente por su cabo, siendo un pueblo marinero de gran encanto.
– A 49 Km (50 minutos en coche) de O Ézaro, donde desemboca el Río Xallas en cascada.
– A 25 Km (30 minutos en coche) de Malpica de Bergantiños, uno de los pueblos más típicos de la Costa da Morte.
– A 20 Km (25 minutos en coche) de Corme, con su faro Roncudo, y donde se capturan los mejores percebes del mundo.
– A 35 Km (40 minutos en coche) de Muxía, con el santuario de la Virgen de la Barca, y desgraciadamente conocida por ser el Km. 0 de la catástrofe del Prestige.
– A 26 Km (30 minutos en coche) de Camariñas, capital del encaje de bolillos, donde se encuentra el Cabo Vilán, uno de los faros de mayor belleza de Galicia.
– A 70 Km (50 minutos en coche) de la ciudad de A Coruña, preciosa ciudad que aconsejamos no dejar de visitar, por su belleza y abertura hacia el mar.
– A 66 Km (70 minutos en coche) de la ciudad de Santiago de Compostela, capital de Galicia e icono turístico/histórico/monumental de Galicia.

CLIMA

Enclavado en la costa central de la provincia de A Coruña, Laxe dispone de un clima muy templado durante todo el año, es decir, ni hace demasiado frío en invierno, ni el verano se hace sofocante.
Con temperaturas de 20/21 grados en verano, 14/15 grados en primavera y otoño, y 11/12 grados en invierno, en Laxe nunca necesitará el aire acondicionado para dormir plácidamente por las noches.

PLAYAS

La playa de Laxe es la más amplia playa urbana de la Costa da Morte, con 2 kilómetros de extensión, y rodeada de un paseo marítimo que recorre todo el pueblo.

Al ser una playa enfocada hacia la Ría de Corme y Laxe, sus aguas son tranquilas para el baño, y su arena de blanca y fina, ideal para disfrutar en familia. El ambiente familiar que se respira en la playa hace que sea ideal para disfrutarla con niños, ya que rápidamente aparecerán amistades para los más pequeños.

Además de la playa del centro del pueblo, en Laxe existen otras playas, como las playas de Soesto y Traba, arenales inmensos y totalmente vírgenes, ideales para quien busca la absoluta tranquilidad a la hora de disfrutar de la playa.

RESTAURANTES

Como en el resto de poblaciones de la Costa da Morte, la gastronomía es uno de sus fuertes, con producto de Kilómetro 0, recién salidos de su lonja, y con una tremenda calidad. A continuación, y sin desmerecer a ningún otro restaurante (repetimos, toda esta información se basa en nuestras experiencias personales), enumeramos diferentes restaurante de la zona (Laxe y alrededores)

Restaurante Mar de Fondo (Laxe): Con una situación ideal, en pleno centro de Laxe, entre la playa y el puerto pesquero. Con un buen servicio, mimo de las materias primas, y una buen relación calidad/precio, hacen que sea una buena opción para comer y cenar en Laxe. Como en casi todos los restaurantes de la zona, el pescado es su principal reclamo.

Casa do Arco (Laxe): Enclavado en un edificio histórico de la villa marinera de Laxe, es uno de los iconos culinarios de la Costa da Morte. El encanto del lugar, el servicio y la materia prima son sus principales características. No es de los más baratos, pero la calidad es envidiable.

Restaurante Zurich (Laxe): Es uno de los principales restaurantes de Laxe en lo que se refiere a marisco, todo de primera calidad y de las Rías Gallegas. Merece atención especial el arroz con bogavante, el cual lo preparan de una manera especial, y no suele dejar indiferente a nadie.

– Restaurante O Pino (Laxe): Más que un restaurante es una casa de comidas, especializada en menús económicos, pero con el encanto de una comida de casa (de la abuela), y un trato muy cercano.

Restaurante Mar de Ardora (Canduas – Cabana de Bergantiños): Uno de los iconos gastronómicos de la Costa da Morte, con un esmerado servicio, unos comedores preciosos con vistas inmejorables, y una cocina “moderna” sobre un producto de primerísima calidad. No es de los baratos, pero vale mucho la pena probar.

OCIO NOCTURNO

Laxe, aunque no sea un núcleo de la movida nocturna (y gracias), siempre tiene mucho ambiente, debido a la gran cantidad de terrazas que existen por el paseo marítimo, ideales para tomar una copita después de una copiosa cena.

Las fiestas patronales, a mediados del mes de Agosto, son unas fiestas muy visitadas por toda la gente de los pueblos cercanos a Laxe, ya que siempre tienen un ambiente muy agradable, con muy buenas orquestas y ambiente hasta altas horas de la madrugada.

EXCURSIONES

Al igual que en todo viaje a Galicia, y más en esta costa con tan bellos paisajes, hacer excursiones es una actividad obligatoria, para poder conocer los encantos de Galicia, que no son pocos.

Con la intención de facilitarle las cosas, pasamos a detallarle las posibles excursiones a realizar una vez alojados en Laxe (el sota-caballo-rey, para no volverles locos).

1- SANTIAGO DE COMPOSTELA – Para una excursión de día completo o de medio día.
Aconsejamos salir después de desayunar, sin prisas, para Santiago de Compostela (70 minutos por buena carretera). Visitar la catedral, darse un paseo por todo el casco antiguo de la ciudad, y para los más devotos (o solo por curiosidad) asistir a la misa del Peregrino, que se celebra todos los días a las 12:00 horas.
Dejarse perder por las calles del casco antiguo de Santiago de Compostela es una actividad muy gratificante, ya que se está caminando por la historia.
Si deciden comer en Santiago, aconsejamos el Restaurante Dezaseis, situado en la Rúa San Pedro, 16 (981564880 – aconsejable reservar), un restaurante típico gallego con buena materia prima. No es el más barato de Santiago, pero la relación calidad/precio es muy buena.

2- A CORUÑA – Para una excursión de día completo o de medio día.
Saliendo, tranquilamente, por la mañana, llegarán a A Coruña en 50 minutos, casi todo el trayecto por autopista.
Aconsejamos, y dejando el coche en algún parking del centro, ya que aparcar en la calle en el centro de A Coruña es muy complicado, visitar el puerto, Plaza de María Pita, zona de Los Olmos, Calle Real, Calle Galera, paseo de Riazor,… A Coruña es una ciudad muy “pateable”.
Después, y ya cogiendo de nuevo el coche, les aconsejamos visitar A Torre de Hércules, icono de la ciudad de A Coruña, y el Monte de San Pedro, que era una antigua batería militar, y ahora es una zona de jardines con unas vistas muy chulas desde lo alto, de gran parte de la ciudad y el mar.
Si deciden comer en A Coruña aconsejamos dos opciones, o el Restaurante La de Alberto (981907411 – indispensable reservar), gran calidad a precio medio; o una segunda opción sería ir de tapas/raciones por Los Olmos y Calle Galera, más informal pero a su vez más divertido.

3- MUROS / CARNOTA / O PINDO / EZARO – Para una excursión de medio día.
Aconsejamos, después de desayunar, y con calma, irse directamente, y por la carretera de la costa, a Muros, donde podrá visitar esta villa de gran encanto, con un casco antiguo precioso. A veces, en el verano, existe un barco en Muros donde se puede dar un paseo por la ría, y que vale bastante la pena.
Ya de vuelta, por la misma carretera de la costa, podrían parar en Carnota, donde existe la playa más grande de Galicia, con 7 Km de extensión, y con un estado de conservación ejemplar, evitando las masificaciones y la construcción escandalosa; y también podrán visitar el famoso hórreo, el más grande que existe con 35 metros de extensión, y donde (no en todos los casos, ya que ahora muchas veces son decorativos) se guarda el grano.
Un poco más al norte llegaremos al pueblo de O Pindo, situado a los pies con su grandioso Monte Pindo, del cual hablaremos más adelante en el apartado de Senderismo, ya que la subida al Monte Pindo es una gran aliciente para los que les guste caminar y la naturaleza.
Justo después de O Pindo, llegamos a O Ézaro, en donde desemboca Río Xallas en forma de cascada (único río de Europa que lo hace de esta manera), creando un ambiente de gran belleza, tanto de día como de noche, cuando lo iluminan. Una vez vista la desembocadura del Río Xallas, aconsejamos subir al Mirador de O Ézaro, y deleitarse de unas de las vistas más bonitas de la costa gallega.

4- CABO FINISTERRE – Una puesta de sol inolvidable.
Aconsejamos visitar el Cabo de Finisterre al anochecer (mi padre y yo nos íbamos a menudo, con un paquete de pipas y una botella de vino) para disfrutar de una de las mejores puestas de sol que existen, y con más “nombre” al ver la puesta de sol en “final de la tierra”. Háganlo sin prisas, lleguen, aparquen el coche, busquen un sitio cómodo para poder sentarse y… relájense.
Ya que estamos en Finisterre, y después de visitar el Cabo, aconsejamos parar en el centro de Finisterre para darse un paseo por su puerto pesquero y aprovechar a cenar en algunos de sus restaurantes más emblemáticos, donde el marisco y el pescado es de la mayor calidad.

5- COSTA DA MORTE – Naturaleza y mar en estado puro.
Dependiendo del tiempo que la organización de su viaje le permita, y la pausa con la que decidan hacer sus visitas, a continuación, y de norte a sur, pasamos a enumerar las poblaciones que deberían de ser “visita obligatoria” en la Costa da Morte (Existen otras, pero no queremos ser pesados y así animar a visitar estas).
Malpica de Bergantiños: Uno de los pueblos más típicos de la Costa da Morte, con un pintoresco puerto pesquero tradicional (pesca del día) y una bonita playa en el centro del mismo, rodeada de un paseo marítimo con terracitas.
Corme: El pueblo de Corme, y el faro O Roncudo, forman una de las zonas más vírgenes de la Costa da Morte. En el faro de O Roncudo se cogen los percebes más ricos (y, normalmente más caros) de toda la costa gallega. Al ver toda la zona de la costa que rodea el Faro de O Roncudo, uno se da cuenta de porque los percebes tienen ese precio. En el verano existe la “Festa do Percebe”, con exaltación de este marisco a precios razonables, y con un gran ambiente.
Camariñas: Capital del Encaje de Bolillos, y el origen de la Costa da Morte, donde muchos barcos “famosos” se hundieron, con muchas historias y leyendas de las que se hablan en diferentes libros y publicaciones sobre la Costa da Morte. Además del puerto pesquero, situado en el centro del pueblo, no se puede dejar de visitar Cabo Vilán, en donde todavía a día de hoy habita su farera, la cual posiblemente se encuentren en su visita, y estará encantada en charlar un rato y contarles las historias de la zona.
Muxía: Conocida, recientemente, por ser el Km 0 de la catástrofe del Prestige ocurrida a principio de este siglo, Muxía es una villa de gran encanto y con mucha historia (real o leyenda, dependiendo los oídos que la escuchen). El santuario de la Virgen de la Barca, donde las historias cuentas que la virgen apareció montada en una barca, tiene una especial belleza paisajística, y muchas de las características que definen la Costa da Morte (mar, bravura, paisaje, viento, naturaleza,…). La famosa “pedra dos cadrís” y la “pedra de abalar”, con sus especiales formas, llaman la atención de los visitantes.
Ría de Lires: Un remanso de paz, y una de las puestas de sol más solicitadas de la zona. Aconsejamos visitar la Ría de Lires justo antes del anochecer, para darse un paseo por toda la zona (incluso visitar antes el Cabo Touriñán), y después, sentados en una terracita y acompañados de un vino/cerveza o, incluso un Gin Tonic, presenciar una puesta de sol de gran belleza, que no deja indiferente a casi nadie que la ve.
Corcubión: La “perla” de la Costa da Morte, declarado conjunto histórico-artístico desde el año 1985, es una de las villas más típicas de la Costa da Morte, con un casco antiguo todavía, gracias a Dios, sin destrozar por la globalización.

PESCA

Para los aficionados a la pesca en costa (desde tierra), la Costa da Morte es un pequeño paraíso, siendo la pesca de la robaliza (lubina) una de las más practicadas.

No sabría enumerar los lugares donde se puede practicar la pesca de la robaliza (lubina) con señuelos (vinilos, rapalas,…), ya que en cada kilómetro de costa, y dependiendo el viento y el mar que haga en ese momento, existen muchos y diferentes lugares donde practicar este tipo de pesca.
También, en casi todos los puertos pesqueros de los pueblos de costa, podrán disfrutar de la cómoda pesca del calamar, la que más gusta a los más jóvenes de la familia.

SENDERISMO

En este apartado, y sin lugar a duda, hay un producto estrella que es el Camiño dos Faros ( http://www.caminodosfaros.com/ ). Esta ruta de senderismo, dividida en 8 etapas, recorre los 200 Km que unen Malpica de Bergantiños y Finisterre, siempre pegada a la costa, pasando por las zonas de mayor belleza (playas, acantilados, faros,…) de la Costa da Morte.

Para los caminantes más experimentados y preparados, existen etapas de todos los tipos, más cortas y más largas, más duras y más sencillas,… pero todas con gran belleza.

Para los principiantes, o caminantes menos preparados, aconsejamos las etapas “Laxe-Arou” y “Arou-Camariñas”, que son menos exigentes, y no dejarán agujetas para el resto de las vacaciones.

SURF

Para los amantes del surf, a escasos 3 km del hotel, la Praia de Soesto es una de las playas más conocidas para la práctica de este deporte. Otros puntos son Razo y Nemiña (a a 40 minutos escasos de Laxe).

Cadena hotelera en la costa de Galicia